Correo interno
Parque Riochico

Riochico: Historia de la parroquia

La génesis de nuestra parroquia, se remonta a finales del siglo (XVI). Y, si bien ahora se lo conoce como Riochico, por el río que cruza su territorio, en sus inicios —vale decir en época de la colonia— era identificado como el valle de la gran pampa del Tintal.

Lamentablemente la fecha de su fundación no ha sido determinada; sin embargo, hay indicios no confirmados, como lo explicamos en el primer párrafo, que pudo haber sido erigida a finales de los años 1.600, de manos de su fundador español, José Manuel Guerrero del Barco.

Tuvo varios nombres

Para llegar al actual nombre, esta zona rural manabita, primero pasó a llamarse Los Tintales o Pampas del Tintal. Años más tarde, a finales del siglo XVIII, se lo conocía como Santa Bárbara; y, finalmente, a principio del siglo XIX, en época de la Gran Colombia y con la Ley de División Territorial de 1824, empieza a llevar el nombre de Riochico y consigue la categoría de Vice-Parroquia. Pero, el 13 de Mayo de 1861, en el gobierno de Gabriel García Moreno, nuestra frondosa mancomunidad, por mérito propio, es eleva a la categoría de Parroquia Rural del Cantón Portoviejo.

Grandes personajes

Riochico tuvo grandes personajes que trascendieron no solo en la historia de nuestra región sino allende nuestros límites locales, provinciales y nacionales, como son: Miguel H. Alcívar, médico-científico, quien fuera rector de la Universidad de Guayaquil; José Federico Intriago, único ministro manabita en el gobierno del Gral. Eloy Alfaro, en 1906.

Vale decir que es tierra de grandes periodistas, como es el caso de Tiburcio Macías C., quien puso en circulación el primer periódico denominado: El Amigo del Pueblo, fundado 1 de Enero de 1879; otro destacado personaje radicado en este terruño fue, Don Clodoveo Alcívar Vásquez, fundador del seminario La Aurora, en 1880.

También ha sido el hogar de grandes maestros como Tiburcio Macías Cedeño, director de la Escuela Pública, nacido en Calceta; de igual forma Amalia Cevallos, Luís Fernando Guerrero, Octavia Sánchez Álava, Eloy Velásquez, entre otros relevantes formadores de juventudes.

En este recorrido histórico, se puede rememorar también el hospital que fuera dirigido por doña Gertrudis, hermana del obispo Schumaker; esta casa de salud funcionó hasta finales del siglo XIX. Igualmente, vale dejar sentado en las páginas de nuestra historia, el asentamiento del convento de los padres Franciscanos, ubicado frente al cementerio actual; pero, en estricto recuento de los hechos, fueron expulsados por las huestes liberales de la época.

Decrecimiento económico

A finales del siglo XIX, el comercio empezó a decaer; muchos comerciantes de la época emigraron a otros pueblos, uno de los factores que incidió en la migración fue la sequía de la década de los años 60, fecha que llevó a muchos parroquianos a buscar mejores días en diferentes puntos del país e inclusive del exterior.

La construcción de la vía férrea Manta-Portoviejo-Santana-Calceta-Bahía de Caráquez, fue otros de los factores que influyeron en el decrecimiento económico de la parroquia. A esta realidad que empezó a lesionar los intereses comerciales se sumó la construcción de la carretera Manta-Portoviejo-Quevedo, posibilitando el crecimiento de otras parroquias rurales en tránsito contribuyeron al aislamiento de Riochico.

Pero, no todo fue negativo, puesto que la creación de la carretera El Rodeo-Rocafuerte, permitió un leve progreso de nuestra parroquia; sin embargo, con el paso del tiempo se construyó la carretera Portoviejo-Ceibal-Rocafuerte, volviendo a ese injusto proceso de aislamiento de Riochico.

La llegada de las Madres Lauritas, en 1949, dio origen a la creación de la escuela La Inmaculada, además de la academia de Corte y Confección, las cuales contribuyeron de manera decisiva a la formación artesanal de las féminas de la parroquia.

La recuperación comercial y económica se estimuló con la creación del mercado parroquial, en el antiguo emplazamiento de la plaza vieja; asimismo, se reactivaron las ferias que habían decaído considerablemente; se crearon colegios, escuelas, jardines de infantes, guarderías, entre otras.

Se construyó el centro de Rehabilitación Social El Rodeo, contratado en el Gobierno del Dr. Rodrigo Borja.

Riochico, ha venido sufriendo de continuas inundaciones en estos últimos años, pese a la serie de obras, principalmente de desazolve del río; lamentablemente no han sido suficientes por lo que se ha venido requiriendo de las autoridades provinciales y nacionales tomar cartas en el asunto, para que no sea parte de una historia negativa.

Antes del terremoto del 16 de abril de 2016, en el gobierno del ex presidente Rafael Correa Delgado, se construyó puentes y asfaltó la vía El Rodeo-Rocafuerte, el mismo que quedó semidestruido por el movimiento telúrico de 7.8 en la escala de Richter; el temor de la ciudadanía se incrementó, cuando pensaron que nuevamente volvían al pasado con vías polvorientas, semidestruidas y con varios puentes colapsados; sin embargo, meses después y con la misma administración gubernamental, la carretera fue reconstruida y la normalidad comercial volvió a esta tierra que a lo largo de su historia ha sufrido no solo aislamiento sino desmembraciones territoriales.